Un burócrata a caballo

Recuerdo a aquel compañero que hace ya algunos años me contaba campechanamente que había conocido burócratas  montados a caballo.De haberte conocido, quizás el cineasta cubano Tomás Gutiérrez Alea  lo hubiese incluido en su largometraje La muerte de un burócrata, le dije yo procurando ponerme a tono…



En verdad tengo que admitir que la idea de un burócrata a caballo me resultó simpática, quizá por el estigma, el cliché, el prejuicio que tenemos de la burocracia vinculada al buró, a los funcionarios públicos, a la oficina. Burócratas y buró lo asociamos por puro instinto ¿pero que más contrastante que un burócrata a caballo?

Para mi, la burocracia está en la mente, el burócrata es el que se aleja mentalmente de las soluciones prácticas, del estilo ágil, dinámico, dialéctico, de los métodos adecuados y aceptados por la mayoría, el burocratismo es para mí un problema de la psiquis, de la lógica, sin distinción de profesión u oficio, país, ni sistema socialo.

La burocracia estás asociado, además, a la incapacidad, el acomodo, la falta de iniciativa y liderazgo natural, la rutina cansona, las fraces preconcebidas y trilladas, al papeleo innecesario y anacrónico en plena era digital. El burocratismo es por demás, muy rechazado, por algo, La muerte de un burócrata, sigue gustando aún.

Claro lo del burócrata a caballo es genial.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s