Mundo acuático

Lo voy a decir sin tapujos, para mi, lagos, cascadas y ríos eran para guajiritos que no tenían la suerte de vivir cerca del mar, las piscinas para millonarios y el pescado de agua dulce, para los puercos…

Pero mire usted, al paso del tiempo he tenido que renunciar a esos conceptos tan prejuiciados y en mis vacaciones visitar Los Lagos de Mayajigua y Aguas azules, colarme en una de esas piscinas inflables,además de tener que de cuando en cuando que echarle mano al filete de  Claria.

Traigo el tema a colación porque en estos días de intenso calor he observado con curiosidad como muchos caibarienenses hemos traicionado nuestros hábitos de recreo acuático. Oiga, hablarle a un cangrejero de pura cepa de bañarse en una poceta, un rió o una cascada, era en mis tiempos un insulto, siempre hemos alardeado de ser del cayo, hombres de mar y salitre.

Pero pareciera que el cambio climático está influyendo también en nuestras preferencias acuáticas. Dicen los más entendidos, que es que el agua dulce es más fresca, y que con estos calores dormir después de estar salado no es nada agradable, como si eso fuera nuevo…

Sabe, sin pretender dar conclusiones ni nada de eso, yo creo que de lo que se trata en realidad es de romper un poco con la rutina, hacer algo distinto, incorporar nuevas opciones, y que más distinto que cambiar agua dulce por agua salá.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s